Otras semblanzas
MEDEA BENJAMIN
MEDEA BENJAMIN
Laura Alonso Cano
Autora del texto
“Debemos insistir en que los Gobiernos dejen de llevarse vidas inocentes en nombre de la búsqueda de justicia por la pérdida de otras vidas inocentes”
ESTADOS UNIDOS, 1952
Master en Salud Pública y Economía, trabajó 10 años en Naciones Unidas como economista y nutricionista en América Latina y África. Fue candidata a Senadora de California por el Partido Verde en el año 2000. Directora y socia fundadora de la organización Global Exchange, que trabaja en favor de los derechos humanos y la justicia social. También fundó CODEPINK: Woman for Peace junto a Jodie Evans, entre otras. Sus organizaciones forman parte de la coalición United For Peace & Justice, integrada por más de 1.300 grupos que trabajan juntos en la promoción de la paz en el mundo. Es autora y editora de varios libros.

El tiempo le ha dado la razón, a ella y a cuantas personas en el mundo supieron ver en la guerra de ocupación de Irak un terrible atropello. En vista de las dolorosas consecuencias, hoy son pocos los que defienden la ocupación de Estados Unidos. Sin embargo, en el año 2002 y tras los atentados del 11-S, los norteamericanos que clamaban por detener semejante atrocidad eran pocos y no lo tuvieron fácil: nadaban contracorriente.

Aquella atmósfera tensa no evitó que Medea Benjamin y un grupo de mujeres estadounidenses decidieran responder con amor, humor y espíritu de denuncia a la política de asalto a los derechos humanos que la administración Bush iniciaba entonces con la “guerra contra el terrorismo”. Así nació CODEPINK: Women for Peace (Código Rosa: Mujeres por la Paz), ofreciendo una alternativa rosa liderada por mujeres frente a la oscura política del miedo con la que el Gobierno de Estados Unidos sometía a la población (los niveles de seguridad se llamaban código amarillo y código naranja). Poner fin a la guerra y ocupación de Irak y trabajar decididamente para la prevención de futuras guerras son sus preocupaciones. No se resignan a llorar a los muertos inocentes de uno y otro bando, prefieren convocar la vida mostrando su imagen más lúdica. Porque "debemos insistir en que los Gobiernos dejen de llevarse vidas inocentes en nombre de la búsqueda de justicia por la pérdida de otras vidas inocentes" reclama vivamente Medea Benjamin.

“Las personas creativas que están comprometidas en la denuncia del militarismo y la injusticia son CODEPINK” y también “las personas que quieren influir en un cambio en el enfoque de la sociedad mundial y del militarismo de los Gobiernos hacia la vida son CODEPINK”. No se trata de afiliarse ni de pagar sólo unas cuotas periódicas, consiguen canalizar las energías de muchas mujeres y hombres que quieren marcar una diferencia ante las injustas decisiones de sus representantes políticos. Críticas, incisivas y tenaces, apuestan por dotar a sus protestas de una irreverente originalidad empleando el color rosa, por ejemplo, en sus pancartas y en las coronas que lucen inspiradas en la de la Estatua de la Libertad. Desde San Francisco, su efectiva labor coordina las protestas de 250 grupos de trabajo en todo el mundo y una lista de correo electrónico de más de 80.000 personas que reciben semanalmente sus alertas y convocatorias.

Algunos años antes, en 1989, Medea Benjamin ya hacía gala de un enfoque abierto para defender las ideas que suelen incomodar a los poderosos. Fundó junto a su actual pareja, el activista Kevin Danaher, la organización Global Exchange (GX) en la que se propusieron pelear en favor de un mundo justo y sostenible sin despreciar ninguna estrategia que pudiera hacer el camino más ameno. Una de sus propuestas más interesantes la pusieron pronto en marcha: decidieron organizar viajes a la realidad de los conflictos internacionales, promoviendo encuentros de ciudadanos norteamericanos con personas que viven en propia piel las consecuencias de las políticas de los Gobiernos del Primer Mundo. Se trata de abrir espacios de mutuo conocimiento más allá de la información disponible a través de los medios de comunicación y de los mensajes interesados que trasladan los gobernantes a la opinión pública.

Aprender por uno mismo cómo es la lucha de las mujeres en Afganistán, el impacto de la exploración y explotación petrolera en comunidades indígenas de Ecuador, el comercio justo en Tanzania y la defensa de la paz y la justicia en Palestina e Israel son experiencias que Global Exchange ha facilitado en los últimos años. También ofrece recursos formativos y de acción a quienes quieren llevar a cabo actividades locales conectadas a nivel mundial. Sus campañas buscan despertar conciencias, desmontar los estereotipos, la ignorancia y los prejuicios que endurecen el corazón de los occidentales ante el sufrimiento y la explotación de otros ciudadanos del mundo.

Porque para Medea “el cambio de la estructura y las reglas de la economía mundial requerirá un movimiento de masas basado en los mensajes de empatía, justicia e igualdad, así como de colaboración y procesos democráticos. Si es realmente positivo, incluyente y democrático, tendremos una verdadera oportunidad histórica para construir un movimiento mundial en pro de la justicia social”.

Ya en la década de los noventa, el trabajo de Medea Benjamin y su organización logró mostrar a la opinión pública norteamericana los abusos que practicaban algunas de sus empresas multinacionales, como el gigante de calzado deportivo Nike, sometiendo a los trabajadores de otras latitudes, en su mayoría mujeres, a jornadas laborales interminables, salarios inmorales y maltrato físico en un ambiente insalubre.

Sus denuncias alcanzaron también al desigual comercio de chocolate y café que otras corporaciones multinacionales, como Starbucks y Procter & Gamble, practicaban, viéndose obligadas por la presión social a revisar sus códigos de conducta corporativa y mejorar las condiciones de trabajadores y productores. De este modo, Medea se ha convertido en una influyente activista contra los abusos corporativos en Estados Unidos, tal y como le ha reconocido la prensa de su país en numerosas ocasiones.

Su mérito ha sido saber movilizar a congresistas, estudiantes universitarios, grupos de mujeres, ecologistas y organizaciones de derechos civiles para defender derechos que no constaban en la agenda de los representantes políticos. Así, su encendida defensa del concepto de “comercio justo” la llevó a formar parte activa de las multitudinarias protestas contra la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio que se celebró en Seattle en diciembre de 1999 y que supusieron el inicio de lo que hoy conocemos como movimiento altermundista.

Medea Susie Benjamin, activista de la paz y de la justicia, decidió tomar el nombre de la protagonista de la tragedia griega de Eurípides anticipando así su provocadora manera de ver el mundo. Ambas Medeas enfrentan el drama de su tiempo: el egoísmo sin límites del hombre. Ellas no toleran las injusticias, son heroicas, sabias y extranjeras. Saben que su temida fuerza brota de los silenciados y los marginados. Toda una carta de presentación y un aviso a navegantes.

CLAVES PARA ILUSTRACIÓN

- Códigos de seguridad: rojo, naranja, amarillo y CÓDIGO ROSA
- “Las personas creativas que están comprometidas en la denuncia del militarismo y la injusticia son CODEPINK” y también “las personas que quieren influir en un cambio en el enfoque de la sociedad mundial y del militarismo de los gobiernos hacia la vida son CODEPINK”


FUENTES

Perfil de Medea Benjamín en Global Exchange
Global Exchage (2003) “Report from the Military Families Delegation in Iraq”
Biografía de Medea Susan Benjamín en la web de League of Women Voters
Perfil de Medea Benjamín en Code Pink Women for Peace
Página web de Code Pink. Women for Peace
Página web de la coalición United for Peace and Justice
Perfil de Medea Benjamín en la web de la iniciativa 1000 Peace Women Across the Globe
Citas de Medea Benjamín
Benjamin, M. (1997) The Peace Corps and More: 175 Ways to Work, Study and Travel in the Third World, San Francisco, Global Exchange
Benjamin, M. (1989) Bridging the Global Gap: A Handbook to Linking Citizens of the First and Third Worlds, San Francisco, Global Exchange
Benjamin, M. (coord.) (2006) Stop the Next War Now: Effective Responses to Violence and Terrorism, San Francisco, Code Pink


DATOS DE CONTACTO

medea@globalexchange.org
medea@codepinkalert.org